miércoles, 15 de mayo de 2013

Sin atención a la salud reproductiva no habrá desarrollo

Urgente que se integren acciones y recursos en el PND




Por: Adriana Franco Rosales
Cimacnoticias | México, DF.- 14/05/2013

La Coalición por la Salud de las Mujeres hizo un enérgico llamado al gobierno federal para que incorpore de forma explícita en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018, las demandas en salud sexual y reproductiva desde una visión de género y con apego a los Derechos Humanos (DH).

En rueda de prensa, organizaciones civiles que conforman la Coalición exhortaron a las autoridades para que por primera vez en el PND se aborde como uno de los ejes rectores a la salud sexual y reproductiva, para incidir en los programas sectoriales y específicos de acción, así como para diseñar políticas públicas y asignar recursos suficientes.

Martha Juárez Pérez, integrante de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad, sostuvo que la incorporación de las propuestas de salud sexual y reproductiva al PND contribuiría al desarrollo nacional, toda vez que está comprobado que un país que rezaga los derechos de las mujeres permanecerá en el subdesarrollo, al impedir que se incorporen al ámbito académico y laboral en condiciones de igualdad con respecto a los hombres.

Lina Berrio Palomo, directora de Kinal Antzetik, aseguró que garantizar el acceso universal a servicios oportunos y de calidad en salud sexual y reproductiva permitirá ampliar las oportunidades en la vida de las mujeres e incluso el derecho a la vida, ya que pese a que uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para 2015 es reducir la mortalidad materna, México está lejos de cumplir esta meta.

Daniela Díaz Echeverría, investigadora de Fundar Centro de Análisis e Investigación, explicó que de 2009 a 2011 se redujeron las muertes asociadas a causas maternas de mil 207 a 971, pero éstas se incrementaron en quienes estaban afiliadas al Seguro Popular (SP) de 33 a 48 por ciento, contrario a la cifra de las personas que carecen de seguridad social, que decreció de 33 a 20 por ciento.

Díaz precisó que esto ocurre porque a pesar de que el SP tiene asignada una cantidad suficiente de recursos en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), su rendición de cuentas se basa en la cantidad de afiliaciones y no en la calidad de los servicios que otorga, cuya falla de origen deriva del déficit de insumos, medicamentos e infraestructura hospitalaria.

Acotó que hasta el momento sólo 1.62 por ciento del Ramo 12 de Salud está enfocado a la atención de los derechos sexuales y reproductivos.

Esperanza Delgado Herrera, responsable de Incidencia Política de Mexfam, recordó que la Coalición presentó una serie de recomendaciones específicas para que el Estado mexicano garantice y proteja los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, principalmente de aquellas que están en situación de vulnerabilidad, como las adolescentes y las indígenas.

Detalló que la necesidad insatisfecha de anticonceptivos se concentra en estos grupos: en las y los adolescentes se registra un 24.6 por ciento, en las zonas indígenas 21.5, y en las comunidades rurales 15.9 por ciento, según datos de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (Enadid) 2009.

Es en este grupo de edad, agregó la activista, que se presentan el 41 por ciento de los embarazos no planeados, además de los nuevos casos de VIH, ya que 61.5 por ciento de la población adolescente no utiliza métodos de protección al inicio de su vida sexual, en ocasiones por falta de información, y en otras por falta de acceso en los servicios de salud, por escasez o por negación de “índole moral”.

Delgado refirió que el 30 por ciento de la muerte materna podría haberse evitado si la cobertura de métodos anticonceptivos fuera mayor, y mencionó que de las 971 muertes por causas maternas en 2011, el 9.6 por ciento eran mujeres menores de 19 años y 16 por ciento eran indígenas.

La Coalición por la Salud de las Mujeres instó al gobierno federal a que incorpore en el PND 2013-2018 un enfoque en salud sexual y reproductiva basado en los DH, la perspectiva de género y la interculturalidad, a fin de modificar la estructura que discrimina a las mujeres en diversos ámbitos, mediante la reducción de los embarazos no deseados, las infecciones de transmisión sexual y la violencia contra las mujeres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario